viernes, 13 de febrero de 2015

¿Qué significa "ocupar la centralidad del tablero"?



Ha pasado ya un tiempo desde aquellas palabras del secretario general de Podemos quien, una vez más, encendió las alarmas entre la izquierda transformadora. Concretamente, fue en la Asamblea de Podemos cuando Iglesias se le ocurrió apelar a una mayoría social "para ocupar la centralidad del tablero".

No fueron pocos los comentarios críticos que vieron aquí la prueba de que Podemos es poco más que un partido de centro (de centro-izquierda, como el PSOE en su momento) que no se atreve ni a declararse de izquierdas ni a transformar realmente la sociedad. Pues bien, una vez más se equivocan.

¿Qué es la centralidad del tablero?
Antes de nada, es evidente que debemos definir qué es eso de la centralidad del tablero. Desde la izquierda se ha interpretado el término como una referencia al centro político, esto es, a la zona del espectro ideológico moderada y que evita posicionarse. Tal centro correspondería, por ejemplo, a UPyD, Ciutadans o en ocasiones al PSOE.

Efectivamente la centralidad del tablero es el centro ideológico. Es decir, todos aquellos pensamientos que no son ni de izquierdas ni de derechas sino "normales", "de sentido común", "naturales" etc. y contra los cuales no cabe oponerse sin ser tachado de extremista o utópico. La centralidad del tablero es nada más y nada menos que la ideología dominante en una sociedad determinada.

Por lo tanto, la centralidad del tablero no equivale a un centro político determinado. Es decir, no corresponde con determinados planteamientos sino con los planteamientos dominantes. La centralidad del tablero (la ideología dominante, "natural") puede ser ocupada por ideologías muy distintas según el país y la época. La centralidad del tablero soviética en los años 20, por ejemplo, no tiene nada que ver con la centralidad del tablero en el mismo país en los años 80, o con la de EEUU en la actualidad. Es por ello que ser la izquierda o la derecha no es lo mismo en distintos países. Ser "izquierdista" o "derechista" en la URSS de Lenin no tiene nada que ver con ser de derechas o de izquierdas en Francia, que a su vez no tiene nada que ver con ser de izquierdas o de derechas en Venezuela. El eje izquierda/derecha (que desde luego existe en todas partes) se mueve con la ideología dominante, es decir, con la centralidad del tablero. Es esta última la que marca las identidades y los tiempos.

La centralidad del tablero va variando en función de la lucha por la hegemonía y puede ser perfectamente transformada, por mucho que se perciba como algo eterno e inmutable ("las cosas siempre fueron así", "siempre hubo ricos y pobres" etc.)

¿Qué significa ocupar la centralidad del tablero?
Una vez definida la centralidad del tablero (que el lector puede sustituir por "ideología dominante" o por "valores dominantes percibidos como neutros y normales, incluso no ideológicos") podemos entender qué significa querer ocupar la centralidad del tablero. Efectivamente, tal voluntad implica simplemente querer ser hegemónicos. Lo que pretende Podemos no es ser de centro (entendiendo lo que implica ser de centro hoy en España), sino ser el centro. La diferencia consiste en que lo primero consiste simplemente en unirse a los valores dominantes sin querer grandes cambios (como hace Ciutadans) mientras que lo segundo implica querer crear un nuevo centro, esto es, una nueva ideología dominante.

Para entenderlo mejor, veamos un par de esquemas. El primero representa el espectro ideológico actual, con un centro político ("la centralidad del tablero") claramente de derechas.
Y aquí vemos las intenciones de Podemos, que podemos resumir como empujar el espectro hacia la izquierda convirtiendo las actuales posiciones ideológicas de centro en "viejas" y derechistas (o "de la casta", "de los ricos" etc.):
Es por esto que Podemos no presenta sus propuestas como de izquierdas sino como "de sentido común", "lógicas", "normales" etc. Insisto: no es que quieran adoptar el centro político ni el sentido común actuales, es que quieren crear otro nuevo con ideas que hoy por hoy son percibidas como de izquierdas. Una apuesta innegablemente inteligente.

Otro tema es si Podemos está consiguiendo cambiar este centro político o si realmente es necesario hacerlo para ganar en un país cuya mayoría se sitúa en el centro-izquierda o en la izquierda.

3 comentarios:

  1. ¿Es una broma no? Esto no te lo crees ni tú ni aunque te lo repitan cien mil veces al oído un coro de podemitas

    ResponderEliminar
  2. Es la vieja polemica de la ancha avenida del medio. Lamentablemente, la elecciones las definen los tibios apolitios, aquel q puede votar al pp o al psoe, sin sentir ningun tipo de contradiccion. La excelente estrategia de podemos es correr x der a la izq y vicerversa, ganando lo que define las elecciones, el tibio, que pude tranquilamente optar x algo distinto q no huela a la izq clasica q jamas goberno. Si es por llegar, es excelente. Y por eso se puede. Por esto: Podemos!

    ResponderEliminar