lunes, 1 de abril de 2013

Las putas y los putos amos


Hay un debate que lleva reproduciéndose en mi -corta- vida desde que tengo unos doce años. Todo comenzó en aquella época en la que se empieza a ir a fiestas, a ver a las chicas más como posibles ligues que como un amor infantil y a investigar el terreno de lo sexual. Es curioso encontrar un debate polémico tan vivo en una sociedad que no se interesa demasiado por asuntos políticos profundos.

Se trata, por supuesto, de la mítica pregunta: 

"¿por qué cuando una tía se enrolla con muchos tíos es una puta pero cuando un tío se enrolla con muchas tías es el puto amo?"

Las putas
Las putas son siempre mujeres. No existen los "putos". Tampoco existen los "zorros". No se usa el apetito sexual del hombre como insulto, y quien lo haga no recibirá otra cosa que burlas y carcajadas.

No hablamos de las prostitutas, mujeres que, forzadas o no, deciden vender su cuerpo a cambio de un salario. Hablamos de lo que en el lenguaje común (léase dominante) de las sociedades patriarcales* designa a aquellas mujeres, jóvenes o no tan jóvenes, que cometen el pecado de tener y satisfacer su deseo sexual. También se suelen utilizar comparaciones con animales: zorra, perra, loba...

[*una sociedad patriarcal es aquella en la que los hombres tienen más poder (económico, simbólico, social, sexual...) que las mujeres y en la que estas están relegadas a la inferioridad en varios aspectos]

Si Marx dijo que las ideas dominantes en una sociedad son las ideas de la clase dominante yo os digo que las ideas dominantes en una sociedad patriarcal son las ideas de los hombres. De los hombres machistas, evidentemente.

Las putas, decíamos, son ese tipo de chicas que van a una discoteca vestidas como les da la gana y que cometen la desfachatez de enrollarse con una decena de tíos. ¡Esto es intolerable! ¡No queremos mujeres poderosas que vayan por ahí marcando territorio! Y menos en un espacio público. Dice la feminista francesa Valerie Despentes, autora del imprescindible libro La teoría King Kong: 
el poder y el dinero resultan desvalorizantes para la mujer que los posee
Y tanto. A los hombres no nos gustan las mujeres que se pasean por el mundo con la cabeza alta y haciendo lo que les viene en gana. Nos gustan sumisas y calladas. Otra cosa es lo interesante que nos pueda parecer una chica poderosa con la que poder precisamente demostrar nuestras capacidades. "Eh, ¿ves a esa chica poderosa y segura de si misma de ahí? Apuesto a que puedo seducirla". Se trata en todo caso de un reto que exalte nuestra virilidad.

Pero para una relación seria, para algo estable, preferimos chicas que sepan que su rol es ser dominadas. Esto no quiere decir que acepten necesariamente hacer las tareas domésticas o traer menos dinero a casa. La dominación masculina es en general mucho más sutil. Sin embargo todos conocemos a hombres que aseguran buscar una chica fuerte, autónoma y feminista. Habría que ver qué entienden por esos adjetivos. Habría que ver si aceptan realmente la igualdad de sexos con todo lo que conlleva.

Bueno, volvamos a las putas. Estas mujeres no solo disfrutan llevándose a la cama a decenas de hombres (encima son ellas las que les llevan a ellos, y no viceversa), sino que a menudo son las mismas que reconocen sin tapujos que se masturban y que cuando salen buscan liarse con tíos para luego pasar de ellos. El porno es algo de hombres. Es algo de lo que la cultura masculina se ha apropiado. Una mujer que ve porno raramente nos resulta políticamente correcta. No es moral ni respetable que una mujer se masturbe porque ella debe recibir el placer del hombre, no de Internet. Está ahí para ser complacida por un macho. Es una forma de demostrar nuestra virilidad, los orgasmos son logros nuestros. La mujer que se masturba se está saltando las reglas de la sociedad patriarcal, y eso no está bien. ¡Putas!

Estas mujeres reciben a la vez odio y admiración por parte de los hombres. Odio porque consideran una falta de respeto que una mujer pueda asumir el rol sexual activo y disfrutar tranquilamente de su sexualidad. Admiración porque ven en ellas una suerte de super-mujeres distintas y superiores al resto. En todo caso esta admiración es más sexual que otra cosa, y jamás se traduce como prestigio social. Más bien al contrario.

Las mujeres, nos dice la sociedad patriarcal, deben ser sumisas, calladas y deben quedarse en su rincón. ¿Qué es eso de ocupar el espacio público de forma arrogante? Estate en tu sitio que ya iré yo a seducirte. Porque el rol activo me pertenece a mí, tu tienes que dejarte hacer. Y hay alguno que si no te dejas hacer va a recurrir a otros métodos.

En todo caso estas putas son de todo menos femeninas. Pierden su feminidad y a la vez se ganan el desprecio de las chicas que sí son femeninas. Hablamos por supuesto de esas hordas de chicas que desprecian a las putas y las odian hasta extremos insospechados. Rabian tanto como los tíos. 
ya conocemos el síndrome del rehén que se identifica con su carcelero -dice Despentes-. Así es como acabamos vigilándonos las unas a las otras, juzgándonos a través de los ojos de los hombres
Y por si se os ha olvidado cómo ser femeninas en una sociedad patriarcal, la misma autora que ya hemos citado os lo explica:
En general ser femenina se trata simplemente de acostumbrarse a comportarse como alguien inferior. No hablar demasiado alto. No expresarse en un tono demasiado categórico. No sentarse con las piernas abiertas. No expresarse en un tono demasiado autoritario. No querer el poder. No querer un puesto de autoridad. No reírse demasiado fuerte. No ser demasiado graciosa.
Las putas incumplen gran parte de estas normas sociales. No asumen el rol femenino, y eso nos aterra. Nos produce escalofríos una mujer libre y que no se deje dominar. Por mujer libre entendemos a una mujer realmente libre, no a una que se haga la difícil y la dura ante un hombre para después volver al lugar que le pertenece (no, las típicas heroínas de las películas no son iconos feministas). Nos da pánico no tener la iniciativa. Los que deberíamos ir por ahí enrollándonos con muchas tías somos nosotros, que somos protagonistas activos, no ellas, que deben dejarse hacer de forma pasiva.

Tal es la ideología machista que en estos momentos ha interiorizado la inmensa mayoría de la población, algo que cualquier lector más o menos coherente considerará horrible. Vayamos ahora con los putos amos.

Los putos amos
Aquí es distinto porque hablamos de hombres. Los hombres gozan -gozamos- de gran superioridad social con respecto a las mujeres por mucho que nos digan que el machismo es cosa del pasado.

Antes de nada definamos qué significa ser un puto amo. Para que el lector latinoamericano nos comprenda, ser el puto amo en España es sinónimo de ser alguien con seguridad en si mismo, que logra lo que se propone y que despierta admiración en otros hombres (y mujeres). Simplificando mucho, ser el puto amo equivale a ser alguien con prestigio social. Desconozco si la expresión se utiliza en toda España, pero por lo menos en Madrid es bastante corriente. 

¿Por qué cuando un tío tiene una gran actividad sexual se le alaba? ¿Por qué no se le acusa de ser un "puto"?

Porque precisamente el rol de los hombres es ser protagonistas y seducir a muchas mujeres. Ser poderosos y activos en el arte de la seducción. Así es como demuestran su virilidad. No son como las mujeres, que deberían ser tímidas y sumisas. No. Los hombres tienen que ir a por todas, con todo y sin cortarse un pelo. Un hombre que seduce vale, una mujer que seduce... es una puta. Y ya está.

Con un patriarcado -relativamente- debilitado por los movimientos feministas y la necesidad del capitalismo de emplear mujeres (cuestan menos) los hombres encuentran en la promiscuidad y el ligue un espacio fundamental para demostrar sus capacidades. Si no nos dejan ser machos en casa, si no nos dejan ser quienes traemos el dinero al hogar, en algún lugar tendremos que expresar nuestro dominio. Pocas veces he visto a una chica salir de una discoteca enojada por no haber ligado, cosa que sí he percibido (y mucho) en los hombres. Si no ligas no eres un hombre, dado que no demuestras tu capacidad de atraer a las mujeres. 

Las mujeres, recordemos, nunca seducen sino que son seducidas. Si una mujer seduce es que algo está tramando. Eso o que es una puta.

Es que en las sociedades patriarcales el hombre es fuerte y capaz, no pasivo y debil. Dice Fidel Castro, tras acabar la revolución cubana:
Que sepan los imperialistas que no se van a enfrentar con señoritos... ¡se van a enfrentar a hombres!
Que tengan cuidado los imperialistas, que se enfrentan a hombres de verdad, no a mujeres o a señoritos ricos y afeminados. Digo esto obviando que en comparación con los sistemas capitalistas los sistemas socialistas han sido y son más igualitarios. De eso no duda nadie, pero tampoco duda nadie de que en estos regímenes el machismo pervivió.

Es necesario apuntar que son especialmente los hombres menos seguros de sí mismos los que más se fijan en lo que hacen o dejan de hacer las tías. Los hombres conscientes de su inferioridad, de su falta de virilidad, son los primeros en acusar a las mujeres de ser zorras, guarras o putas. Ocurre que cuando un varón no se siente "hombre" exige a las mujeres que sean hipersumisas. Así él podrá sentirse más cómodo.

En fin, ¿qué problema puede haber en que un hombre se enrolle con muchas? ¿No es acaso la forma que tiene de marcar su territorio y demostrar sus habilidades? ¿No es ese su rol? Según Virginie Despentes,
Todas las cosas divertidas son cosas de hombres, todo lo que te hace ganar terreno es viril. 
¡Qué razón tiene! 

Sujeto activo, protagonista y dominador: eso es un hombre en las sociedades machistas. Los machos se construyen en oposición a los valores femeninos, son "no-mujeres". Ellos son fuertes, las mujeres débiles. Ellos pueden y deben ligar con muchas, las mujeres deben ser señoritas amables y discretas. Ellos ocupan el espacio público con descaro, las mujeres lo hacen con discreción. Ellos se ocupan de las tareas nobles, ellas de las tareas que nadie reconoce.

Vamos, que ellos pueden ligarse a mil chicas en una noche y ser los putos amos. Pero si a una chica se le ocurre hacerlo es una puta. Y así es el patriarcado, querido lector.

Virginie Despentes, esta mujer que "se comporta como un hombre", cuenta que cuando fue al psiquiatara para que la tratara, este le sugirió que fuese "más femenina".
¿Se trataba de ser menos imponente, de dar más seguridad, de ser más accesible?
A los hombres que nos indignamos con el machismo musulmán nos deja otro recadito:
Pero eso [tratar mal a las mujeres] es exactamente lo que vosotros hacéis. Contáis cómo os aprovecháis de vuestro estatuto de dominantes para abusar de chavalitas que elegís entre las más débiles, contáis cómo las engañáis, las jodéis, las humilláis... todo para que os admiren vuestros colegas. (...) Triunfo de cobardes. Y es que hace falta reconfortar a los hombres. De eso se trata.

Quizás también te interese este artículo: La mujer y el espacio público.

69 comentarios:

  1. que bonico bonico sería el mundo si los hombres también pudieran tener hijos. Primero se hace el amor y luego la lotería y ale! a ver a quién toca -cualquiera que sean los géneros implicados-. Se acabarían todos los problemas de la sociedad de mierda que han creado por su sentimiento de inferioridad reprimido. Ahí qued

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá pudieramos, te lo digo desde el corazón. Si algo echaré en falta el día que deje este mundo, será el no haber podido llevar una vida dentro de mí. Sólo imaginar algo tan hermoso me hace llorar a lágrima viva. No jueguemos con estás cosas, por favor. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Fantástico Artículo, fantástico blog ;)

    ResponderEliminar
  3. Y además, un hombre que permite a la mujer llevar la iniciativa, entonces es un "CALZONAZOS"...qué nivelazo! Y un pequeño matiz: no hay "machismo musulmán", hay machismo y punto. Da igual si se justifica económica, política o religiosamente. El concepto es el mismo y los hombres musulmanes no son machistas por ser musulmanes, sino por ser hombres en una sociedad patriarcal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantástico el artículo. Extraordinario el matiz.

      Un saludo :)

      Eliminar
  4. ¡Saludos!

    He descubierto tu blog hace poco y me tienes enganchada leyéndome todos tus artículos. Muchas gracias por decir las cosas tan claras.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. podría ser usted tan amable y para no generalizar cambiar el término hombres por hombres patriarcales o machistas y el término masculino por patriarcal o machista? Yo soy un hombre muy orgulloso de mi género y masculinidad pero odio tanto el patriarcado como tú.

    el patriarcado también nos jode a los hombres: no podemos mostrar nuestros sentimientos en público porque somos guerreros y tipos duros, no podemos ser cariñosos con los niños sino jueces inflexibles, sobre todo con nuestros hijos varones y tenemos que atarnos a una princesita disney de por vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena. Creo que es la primera vez que leo/escucho una opinión de un hombre en este sentido. Y yo siempre he creído que el machismo es un arma de doble filo para los hombres: no creo que nadie pueda ser feliz viviendo eternamente en una dura competción por parecer el más macho, sin mostrar sus sentimientos, ni vivir su vida libremente.

      Eliminar
    2. Este comentario es tan valioso como el propio artículo.

      Eliminar
    3. Efectivamente!! El patriarcado también trae cosas perniciosas para nosotros,los hombres...evidentemente,pesan más las ventajas,pero no en éstos últimos tiempos,en los que por ser varón,ya se supone que eres agresivo,impositivo y un cabezota de cuidado...pues no es así.¡Sorpresa! Somos más que etiquetas tópicas...somos seres humanos.

      Eliminar
    4. totalmente de acuerdo con Bilal Paladini

      Eliminar
    5. Orgulloso de tu género y masculinidad? A mi eso me suena a una mezcla de machismo y estupidez, pero bueno, quizá lo malinterprete...
      Lo que me choca, es que parece que lo que más le indigna es los perjuicios que le causa el patriarcado, más que las infinitas sumisiones que ejerce sobre la mujer. Y se siente ofendido por eso...

      Eliminar
  6. esto es exactamente igual ke cuando una cosa te gusta se dice ke es cojonudo y cuando no te gusta se dice ke es un coñazo , el motivo es muy sencillo , simplemente porke en el planeta ke habitamos durante muchos milenios esta dominado por señores ke adoran la oscuridad y se han afanado por engañar a todo el mundo desde su nacimiento a generacion tras generacion les han sido ocultadas e impuestas creencias de oscuridad , y entre esas ocultaciones esta la eliminacion de la energia femenina , y el exceso de energia masculina , el calendario gregoriano tambien tiene mucha culpa de toda esta ocultacion , puesto ke hay 13 lunas al año y solo 12 meses , estos seres oscuros han alterado a conciencia la naturaleza del universo para crear la desarmonia ke ahora siempre ha existido en los ultimos milenios del planeta . a la mujer o a la energia femenina se la machaca para ocultarnos el camino hacia la libertad del espiritu , secreto ke oculta la mujer en su parte derecha del cerebro , tambien trataron de puta a maria magdalena cuando en realidad era la compañera del maestro jesus y maestra ella tambien , aunke te parezca una tonteria , o una trivialidad todo lo ke te digo , tienes a tu alcance la red de internet para informarte y puedes comprobar como todo lo ke aki cito tiene mucho ke ver con tu pregunta

    ResponderEliminar
  7. Totalmente injusta esta situación.

    Esto hace que muchas no lo hagan por el miedo a qué serán llamadas, reprimiendo el libertinaje de muchas de ellas que tantas noches de placer nos daría.

    Nos estamos perdiendo mucho potencial por esta sociedad machista en la que vivimos que no permite que las hormonadas damiselas den rienda suelta a su imaginación sin preocuparse por críticas o por ser calificadas con adjetivos indecorosos.

    ¿Dónde ha quedado ese mítico refrán? Necesitamos que el "Ande yo caliente y ríase la gente" vuelva a surgir con una fuerza arrolladora y que ellas anden cada vez más calientes sin importar quién ser ría y de qué lo haga.

    Por una sociedad más justa e igualitaria!

    ResponderEliminar
  8. interesante artículo, pero yo no lo veo así. Parto de la base de que sin putas no habría putos amos, verdad? si todas las chicas fuesen recatadas los tíos seríamos pringaos porque no nos comeríamos un rosco. Y en cierto modo es asi, la chica siempre decide hasta donde puede llegar un chico, por lo tanto ellas siempre tienen la sartén por el mango. En definitiva, cada uno es como es, independientemente de si eres chico o chica, hay chicos que van de flipaos metrosexuales y su meta es salir a ligar igual que algunas chicas que les gusta enseñar, sin embargo hay una gran parte de la sociedad tanto chicos como chicas que cuando sale sólo piensa en divertirse con sus amigos y punto, y no se preocupan de follar mas o menos simplemente buscan lo que todo el mundo quiere, alguien con quien compartir la vida. A mi sinceramente me la suda la vida sexual de la gente y nunca he aireado mi vida íntima con las chicas, cada uno que haga lo que quiera y que no se preocupe de lo que puedan pensar los demás, ahi está el defecto de la sociedad, que a la vez está dentro de cada uno, no es un problemas de género.

    ResponderEliminar
  9. "Pocas veces he visto a una chica salir de una discoteca enojada por no haber ligado...".

    Pues yo a no pocas :-D

    ResponderEliminar
  10. "Las putas, decíamos, son ese tipo de chicas que van a una discoteca vestidas como les da la gana y que cometen la desfachatez de enrollarse con una decena de tíos. ¡Esto es intolerable! ¡No queremos mujeres poderosas que vayan por ahí marcando territorio!"

    he dejado de leer justo aquí. ¿"poderosas"?
    madre mía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, que el autor estaba hablando de manera irónica...

      Eliminar
  11. Evidentemente lo de calificar a las chicas con relaciones sexuales esporádicas como "putas" es algo totalmente arcaico machista y fuera de lugar. Es bastante habitual que precisamente aquellos chicos que se refieren a la chica en cuestión como "puta" no hayan conseguido ni respirarle cerca. Ahora bien, hay algo que es evidente en cuanto a la atracción sexual se refiere: Lo que activa la atracción en un varón son fundamentalmente los rasgos físicos, mientras que en las mujeres la activa fundamentalmente los rasgos conductuales y actitudinales (sonrisa, posición, estatus, etc) y en menor medida los físicos. Así, un varón que disponga de muchas parejas sexuales generalmente tiene que poseer estos rasgos de personalidad (o al menos parecerlo, salvo que sea famoso) mientras que en el caso de las mujeres, basta con tener un buen cuerpo. No hablamos de las relaciones interpersonales, sino únicamente de lo que desencadena la chispa de la atracción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices lo siguiente:

      "Es bastante habitual que precisamente aquellos chicos que se refieren a la chica en cuestión como "puta" no hayan conseguido ni respirarle cerca."

      Claro, es lógico y normal: quienes más se quejan de una injusticia son los perjudicados por esa injusticia. Es igual que quienes más nos quejamos de la corrupción política somos los ciudadanos de a pie, quienes más se quejan de la precariedad laboral son aquellos trabajadores que la sufren, o quienes más se quejaron de sistemas racistas como el apartheid fueron los pertenecientes a las razas discriminadas.

      Eliminar
  12. Imaginemos que un hombre es una llave (pene) y una mujer es una cerradura (vagina), que pasa si una llave abre muchas cerraduras diferentes? Pues que es una llave maestra, es la hostia, es increíble, pero y si una cerradura se abre con muchas llaves distintas? Pues es una puta mierda de cerradura.


    Pd: el que se tome mi comentario en serio, que vaya a un psicólogo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡OOOOSSSSTIASSSS!!! ¡¡¡QUÉ BUENO!!!

      Eliminar
    2. Que tu comentario no vaya en serio no quiere decir que no sea machista

      Eliminar
  13. Antes de que me lluevan ostias por todos lados decir que hay una evidente descompensación de poderes entre hombres y mujeres en la sociedad occidental y los afectados no son siempre del mismo género, pero este artículo se basa en dos premisas erroneas, la primera es achacarlo todo a lo social, olvidando por completo el peso tanto del individuo como de lo genético y lo segundo es querer hacer hombres de las mujeres, ya que cada uno tiene sus características y modos de comportamiento (que no tienen porque ser los establecidos hoy en día). El hombre lleva muchos años jugando un mismo rol y más o menos se siente confortable en él, si embarga la emancipación femenina aun anda con pañales y aunque muchas no lo reconozcan están algo confusas, uno de estos problemas es la falta de referentes femeninos en los que ellas puedan verse reflejadas, lo cual les obliga a buscar referentes masculinos. Mientras las mujeres se sigan vendiendo como objetos se las tratará como objetos. Se habla mucho de que ellas tomen las riendas en las relaciones socio/sexuales, lo cual ya sucede desde hace tiempo, pero luego publican libros como las 50 sombras donde el protagonista es el clásico macho alpha y salen en manadas para comprarlos, lo cual me confirma que existe una crisis de identidad generalizada. Se está proponiendo a la mujer dejar de ser esclava de la sociedad para ser esclava de sus apetitos, ninguna opción me vale. Y no me jodan señor@s yo como muchos preferiríamos que nos apalearan a ver a una mujer que queremos o apreciamos liándose con 10 tíos en una noche, el problema de banalizar el sexo es que el sexo jamás ha sido algo banal es como el que se droga y dice que el no hace daño a nadie, MENTIRA, hace daño a todos aquellos que le aprecian y en ello hay cierto egoismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Sería bueno preguntarnos... ¿Por qué puede hacer daño que una mujer que apreciamos se líe con muchos tíos y no que lo haga un hombre?

      Eliminar
  14. AZA ZEL:
    No generalices. Soy mujer y no me gusta para nada 50 sombras de grey ni el prototipo de relación que vende. No me busco lo que me pasa y deberías reflejar en tus comentarios que existen personas como yo.
    Soy mujer porque así lo determina mi genotipo y estoy muy cansada que la sociedad, y digo SOCIEDAD porque así es, me diga lo que debo o no debo hacer desde que era niña. ¿Por qué si jugaba con un coche teledirigido la gente me lo recriminaba? ¿Por qué siempre me regalaban (familiares, conocidos, colegio, etc.) muñecas y ropa color rosa? ¿Por qué voy a la discoteca y me dejan entrar sin pagar y a mi novio no? (que por cierto, evidentemente, pagamos su entrada entre los dos). ¿Por qué no conozco a más de dos amos de casa? Y ya me quedo sola si te digo: ¿por qué cada día mueren más mujeres a manos de hombres casualmente en momentos en los que ellas deciden dejarlos, es decir, cuando rompen la dependencia y comienzan a tomar las riendas de sus vidas?
    Esto es mucho más complejo y sutil de lo que planteas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es mucho más complejo de lo que se plantea.E interesante.Sinceramente, el artículo me parece muy flojo, en cuanto en tanto, explota las clásicas premisas (ojo, y claro que existen) de la sociedad heteropatriarcal dominante.Pero vamos a ver...claro que no me gusta una mujer que vaya "con la cabeza alta y que haga lo que quiera". Pero tampoco un hombre. Diria lo mismo: altivo, chulo y egoísta.No es tanto un problema de género o de sexo, aquí no están las coordenadas; es más un problema de ideología, aunque como siempre, vende más hablar de guerra de sexos y heteropatriarcado. Como siempre, valorando más las diferencias, que los miles de millones de similitudes. Se desprende del artículo, que entonces, la mujer "realmente libre", debe follar mucho y lo que quiera, y cuando quiera. Con seguridad y sin complejos...que eso básicamente es lo que la libera de las cadenas de la sumisión y demás. Vamos una especie de supermujer neonietzscheriana. Porque Freud está muerto, pero claro, los hombres necesitan reafirmar su propio sentimiento de inferioridad, intentando ligar y follar mucho también.Todo muy revolucionario.Vamos que del clásico enunciado liberal "mi derecho a la libertad individual está por encima del colectivo" no salimos. Así nos luce el pelo. ¿por qué no empezamos a hablar en serio de todo esto y lo dejamos de resumir en lo que pasa o no en una estúpida discoteca?¿por qué no hablamos ya de esto y empezamos a construir comunicación por ejemplo? ¿por qué no cuestionamos que la relación entre felicidad-placer-sexo no es tan casual ni natural y que responde a patrones que realmente solidifica el poder? ¿por qué no criticamos -y somos todos valientes- el consumismo y banalidad que existe en un sexo al cual no queremos ver relacionado con emociones?

      Eliminar
    2. Generalizo porque se trata de un tema que es común en nuestra sociedad, por ese mismo motivo puedo generalizar y decir que en España gusta el fútbol, porque es un fenómeno muy extendido, de otro modo podría decir en España gusta el fútbol pero a Juan, Paco y Mireia no les gusta, pero sería algo tedioso la verdad. Yo he hecho un comentario sobre un artículo en concreto, pero se que el tema es muy amplío y espinoso. Que a ti no te guste 50 sombras no quita que haya sido un top ventas.
      Por lo que veo tu intención es recalcar el peso de la sociedad en el comportamiento de la mujer, y me parece perfecto, podría estar dándole al teclado toda la noche y te aseguro que más cansado que yo de este tema es difícil estarlo de hecho ni miro la TV para que no me hierva la sangre con la cantidad de sandeces que se llegan a decir, por mi se pueden ir todo a tomar por el culo.
      Pero la realidad es que son tres los factores que conforman el comportamiento de las personas, El social, el genético y el propio individuo. Me sacas temas que ni he mencionado, como si a mi me gustase la violencia de género.
      Te regalarían muñecas porque no veían a la persona, como tu bien dices, veían un genotipo y pensaban que eso es lo que te gustaría, pero no tuvieron en cuenta tu individualidad, a mi personalmente siempre me han gustado las chicas con ese toque masculino. Porque tu no pagas y yo y tu novio si, pues porque el dueño del local ve al hombre como un genital con patas y sabe que si lo llena de mujeres el resto ya está hecho. Respecto a las amas de casa hay un fuerte componente social, es indiscutible, pero lo que más me jode de este tema más que los roles asignados a hombres y mujeres es el poquísimo valor que se le ha dado desde siempre a la ama de casa, que aunque muchos no lo vean es un pilar fundamental de la familia y por ende de la sociedad, para mí se han ganado el cielo. Y bueno la violencia de genero es triste pero simple, los maltratadores son personas con un miedo inmenso al abandono, tan débiles y miserables que son capaces de matar para evitar que la otra persona rehaga su vida al margen de ellos, no creo que venga de nuevo, es un problema de gente enferma que ha pasado pasa y pasará y eso es difícil de controlar, pero aquí hay miga, hace años en estados unidos se dejo de dar en las noticias las muertes relacionadas con suicidios, porque se producia un efecto espejo y animaba a más gente a hacerlos, estoy convencido que en esta tema pasa lo mismo y los MassMedia lo saben, pero les importa una mierda mientras esa noticia tenga repercusión y así puedan aumentar su Share, vergonzoso es quedarse corto.
      Te deseo lo mejor en este mundo que nos ha tocado vivir y espero equivocarme pero creo que irá a pero, saludos!

      Eliminar
    3. Estoy de acuerdo contigo, y creo sinceramente que es una estupidez absurda seguir haciendo "guerra de sexos", pues ante todo somos personas, seres humanos. Puede que seamos diferentes, pero a la vez somos iguales. Y para mí es una riqueza maravillosa que exista diversidad y que podamos aprender, convivir, etcétera, dentro de un marco de igualdad y equidad.

      Me cansa ver tanta discriminación de género (más hacia el femenino pero los hay en ambos lados), al igual que aún perduren determinados roles asignados que impiden evolucionar a la sociedad humana. Es un proceso lento, pero desde la Educación (soy futuro pedagogo) debería trabajarse desde muy pequeño la igualdad, equidad, respeto hacia las mujeres y a todo ser humano, independientemente de su raza, género,...

      Yo no creo que una mujer vaya a ser "mejor" si se va con 10 a la vez, ni creo que si un hombre se va con 10 a la vez es "mejor". Distinto es que a un chico/a le guste otro chico/a, surja una atracción y se acuesten, siempre que haya consentimiento mutuo, ya que creo que no todo en esta vida vale, al menos no siempre, y ante todo tenemos capacidad racional, no podemos actuar como animales sin control. Pero es una opinión mía, y respeto cualquier punto de vista, aunque toda opinión es criticable (constructivamente).

      Todo esto lo digo desde mi experiencia, se que aún tengo mucho que aprender (como todos, tengamos la edad que tengamos), pero creo que es responsabilidad de todos el cambiar este sistema a uno más igualitario y equitativo, donde, aunque seamos hombres y mujeres, seamos por encima de todo, PERSONAS. Construyamos puentes y no levantemos enormes barreras.

      "En el equilibrio se encuentra el placer; en la sencillez, la grandeza de las cosas".

      Eliminar
  15. Poner como ejemplo un comentario de Fidel, que seguramente data de principios de los años 60, para ilustrar la visión machista del lenguaje y de la sociedad, es, cuando menos, corto de miras. Hay ejemplos a mansalva en la sociedad del siglo XXI para explicar esto mismo. Más aún, en los regímenes socialistas pervivió el machismo –como en todos los demás, ciertamente– pero existen ejemplos de socialismo donde precisamente la mujer es la principal protagonista: la revolución bolivariana iniciada por el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sin ir más lejos.
    Pero más importante aún que todo eso: es una pena que el ejemplo proceda de las sociedades latinoamericanas, cuando con esta España sobra para mostrar ese tipo de situaciones y quien firma el artículo –según se infiere del texto– es español.

    El artículo tiene pasajes muy buenos, muy interesantes, en especial por estar sostenido en un libro magnífico, el de Virginie Despentes, quien fácilmente puede hablar de la dura tarea de ser mujer en el mundo. No es mi intención quitarle el valor que tiene, pero sí lo era dejar claro lo mencionado anteriormente. Así como también lo es añadir un punto más a la reflexión que pueda surgir de la lectura de este texto:

    Escrito por un hombre, permite posicionarse en el valor que aporta al debate patriarcal, abre la puerta a la recepción de aliento de parte de ellos y ellas (al margen de algún comentario controversial, principalmente de parte de ellos). Escrito por una mujer, a buen seguro, sería incluído en los estrechos márgenes del feminismo (estrechos, en cuanto que la visión igualitaria aporta mucho más que el extremo opuesto a la sociedad patriarcal) y perdería prontamente su valía y, con ella, el interés que pueda suscitar su invitación a la reflexión.

    En otras palabras, la sensación que queda es que el escritor, por su valor y su empatía, es una suerte de "puto amo". Mejor, siempre, que haberse enfrentado al texto de una de las escasas "putas" del barrio.

    Valoro el artículo, en todo caso, porque sirve para reconocer, en los comentarios, la sociedad en la que hemos crecido.

    No sé si es necesario indicarlo –y si, a lugar– pero ahí va: mujer y española.

    ResponderEliminar
  16. El artículo me parece muy bueno, aunque solo sea porque abre un debate que me parece muy necesario sobre estas cuestiones en este momento.
    Pero hay un aspecto sobre el que me gustaría llamar la atención porque creo que es importante, y es el de la coherencia, para que se entienda lo que quiero decir voy a poner un ejemplo sobre un tema que no tiene nada que ver con el que trata el artículo pero puede servir para ilustrar el tema.
    Cuándo la última huelga general una compañera del curro me dijo que ella no haría huelga porque «no me lo puedo permitir», una de las excusas esquiroles típicas. Desde entonces hasta ahora esta compañera ha hecho, que yo sepa, por lo menos dos viajes de placer, uno de ellos al extranjero, a parte de salir bastante a cenar, al cine etc. Habrá quien diga: ¿Y? ¿es que acaso no tiene derecho a hacer lo que quiera con su vida y su dinero? Mi respuesta a esto es: Sí, tiene todo el derecho a no hacer huelga (opción que yo no comparto) y a viajar y gastar su dinero como quiera, pero yo tengo derecho a criticar su incoherencia y su cobardía al no atreverse a asumir abiertamente su decisión de no hacer huelga sin necesidad de buscarse excusas tontas sin ninguna credibilidad, pues con su actitud demuestra claramente que no es su situación económica precaria la que le ha impedido hacer huelga sino su falta de conciencia de clase. Por consiguiente yo sentiría más respeto por ella si dijera simplemente: «No hago huelga porque no creo en eso, porque la veo inútil, etc» en ese caso yo no estaría de acuerdo con ella pero almenos le reconocería una coherencia entre su discurso y su praxis.
    Volviendo al tema que nos ocupa, observo la misma falta de coherencia en muchas chicas entre su discurso y su actitud, por ejemplo, chicas que gastan la mayor parte de su tiempo, dinero y energías en estar guapas y tener un buen cuerpo, en ropa, cosméticos, gimnasios,peluquería, etc y que luego se quejan de que solo las valoran por su físico ¿Un pelín incoherente no?
    Lo que yo les preguntaría a estas chicas ¿Es que tienes algo más que tu cuerpo? Sí quieres que los demás no te valoren por tu físico empieza tu por no valorarte a ti misma por tu físico, haz otras cosas, lee a Engels, pinta cuadros, juega al ajedrez, al fútbol...En fin, otras cosas que no preocuparte de estar atractiva.
    Lo mismo puede decirse de las chicas que les gusta vestir de forma muy provocativa, con vestidos muy ceñidos y escotes pronunciados y luego se quejan de que los tíos les miran mucho las tetas y el culo. Y repito, para que no se me malinterprete, que lo que critico no es el hecho en sí de que vistan como quieran, tiene todo el derecho a vestir como gusten, lo que critico es la incoherencia, si dijeran por ejemplo: «Visto así porque la naturaleza me ha dado tengo unas buenas tetas y un buen culo y me gusta lucirlos y que los tíos babeén al verme y las tías se mueran de envidia" en ese caso tendría que reconocer que almenos la chica tiene un discurso coherente. Bueno, ya paro, menudo discurso he soltao, me he quedao a gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general estoy de acuerdo con lo que dices, menos en una cosa:

      "chicas que gastan la mayor parte de su tiempo, dinero y energías en estar guapas y tener un buen cuerpo, en ropa, cosméticos, gimnasios,peluquería, etc y que luego se quejan de que solo las valoran por su físico ¿Un pelín incoherente no?"

      Quizá si se esfuerzan tanto por estar guapas es precisamente por eso, porque es lo único que los demás valoran de ellas. Tal vez no cuidan su imagen para luego quejarse sino porque se sienten obligadas y se quejan precisamente de esa obligación. Ya que tú has puesto un ejemplo con otro tema diferente, haré yo lo mismo: un estudiante al que le apasionan las matemáticas pero que odia la literatura, y que quiere hacer una ingeniería. Resulta que para superar la nota de corte de la carrera que quiere, tiene que sacar buenas notas en todas las asignaturas para sacar una buena media. Si ese estudiante odia la literatura pero la asignatura de lengua también cuenta para la media, se quejará de ello pero al mismo tiempo la estudiará, simplemente porque estará obligado a ello.
      Y esto lo digo siendo yo un tío.

      Eliminar
  17. No se porque se esta culpando a los hombres, si todas las chicas fuesen "putas" no se las llamaria nada, seria la actitud normal en ellas y no habria "no putas" con las que hacer la distincion.

    ResponderEliminar
  18. interesante pero cliche, si puedo ser honesto. aqui no esta descubriendo nadie el agua tibia, eso si, te hara famos@ un articulo como este. me keda el sabor de boca de que se esta keriendo justificar para unos un conportamiento ke no deberia ser validado para ninguno. o mucho peor, se puede estar confundiendo a la lectora sobre la sigerencia de quw para no ser una mujer "oprimida" debe "liberarse" adoptando el mismo comportamiento. cuidado. finalmente, ke se puede decir de este articulo "liberador" de mujeres, cuando hay toda una generacion femenina este momento deborandose una trilogia de libros (50 sombras de grey) en la cual mas buen se ensalsa al dominador y se presenta a una mujer sumisa?? como para analizarlo. sera ke los instintos seran instintos por siempre por mas razon y sentido ke se les kiera imprimir? ahi lo dejo...

    ResponderEliminar
  19. Eso sería en los 90; hoy en día el título del artículo podría perfectamente ser: "Los cerdos cromañones desesperados y las mujeres modernas seguras de sí mismas que saben lo que quieren".

    Artículo sesgado, demagógico y parcial a más no poder.

    La guerra de sexos es algo que jamás tendrá mi respeto, ni la situación en sí ni ningun personaje/a que dedique su existencia a promoverla y a intentar demostrar a cada momento que el o ella son mejores que alguien por el simple hecho de haber nacido con pene o vagina. Mucha gente que se mete en estos fregaos no se da cuenta de que termina por comportarse igual o incluso peor que aquello que critica.

    Más constructividad, menos mala baba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Total y absolutamente de acuerdo contigo.

      Eliminar
  20. Me considero una mujer feminista, y si, soy una puta, porque me acuesto con el hombre que me da la gana cuando me da la gana.
    Me he acotado con todo tipo de hombres: wapos, feos, listos, tontos, altos, bajos... Sin embargo cuando me ha apetecido tener una relacion seria (y monogamica), siempre lo he hecho con hombres... fuertes y dominantes, con una excepcion de un chico que era muy timido y bastante sumiso, sin embargo fue el unico del que intente enamorarme, y no lo consegui. Del resto me enamore locamente y quise evitarlo, por no sufrir.. evidentemente esto tambien me salio mal...
    El caso es... Que por muy feminista que sea, por muy "puta" que sea, porque me atraen hombres fuertes y viriles?¿ Sinceramente, me gusta sentirme "chiquitita" al lado de un hombre, me gusta sentirme segura y "protegida", pero creo que es mas por cuestion "animal". Es algo subconsciente. Igual que una delfin va a buiscar un macho fuerte, con buenos genes, nosotras, mujeres del mundo, buscamo hombres fuertes, grandes y viriles por los mismos motivos.
    Por eso dejo de ser feminista? por eso dejo de ser una mujer fuerte y segura de mi misma? Eso depende de hasta que punto nos dejemos "dominar" por nuestros compañeros.

    Y si me jode muchisimo que la gente me llame puta por acostarme con el tio que me de la gana cuando me da la gana. Peor muchas lo hacen por envidia cochina, asique: QUE SE JODAN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejas de ser una mujer segura de tí misma si te jode lo que te llamen por vivir.

      Eliminar
    2. Gracias por tu honestidad, intentaré ser yo también honesto.Vaya, lo que comentas, parece un psicoanálisis post-freudiano; el pendular entre follar con quien te apetezca y enamorarte de un hombre fuerte y dominante (superyo-ello/ello-superyo)no parece dejar espacio al yo, que busca refugiarse en una identidad (mujer, feminista). Sinceramente, el pan nuestro de cada día. Me horripila que según tú descripción,"las mujeres del mundo, buscamos hombres fuertes y viriles"; básicamente porque soy bajo, feo y tímido, y según lo que comentas, no pasaré de ser un capricho de una noche de verano, un ligue tonto, o como mucho, tu amigo asexuado. Vamos, que si fuese -que lo creo, aunque no me convenga- la realidad que describes, me puedo olvidar de parejas, hijos o demás vainas. Y lo siento, supongo que seré tremendamente injusto, por heredar los privilegios del heteropatriarcalismo, pero yo no puedo "acostarme con la mujer que me de la gana" ni elegir "apetecerme tener una relación seria". Entonces me pregunto...¿a qué se resume el movimiento feminista?¿a follar con quien quiera?¿a elegir con quien tener una relación serio o no?. No entiendo que seas feminista, si crees que al final lo resumes todo en que los motivos biológicos, condicionan finalmente las relaciones sexuales.O no me interesa creerlo, quizá. Y si, me aterra igualmente, que para reafirmarte en tu identidad (mujer,fuerte, segura), todo dependa, de que si te dejas dominar por tu compañero o no. Buscar la autoafirmación identitaria en el otro, ya que al final, los patrones -se me ocurre de pasada- ideológicos,no tienen nada que ver en que pendules entre creerte y actuar como una puta, y buscar un enamoramiento al uso (fuerte, viril y tal).Al final, tu concepto de feminismo, se basa en no dejarte "dominar" por tu compañero, pero si te dejas dominar por la ideología dominante, pues no la cuestionas:¿no te das cuenta que tanto la promiscuidad libre femenina, como la inhibición moral tradicional responden a una obligación ideológica que es la que precisamente construye el poder, atenaza, bloquea y vuelve esquizofrénicas a las mujeres?¿por qué no luchas en pos de que no te domine ese poder a ti misma, en vez de luchar porque otro compañero no te domine? ¿No suena esto a lo de siempre, los de infantería queriéndose no ser dominado por el pardillo de enfrente, mientras el poder se frota las manos y está tranquilísimo? Si no dejas que te domine la ideología dominante, tampoco te dominará tu compañero, pero no lo reduzcas a que los otros han de cambiar, porque yo, como respondo a patrones "naturales", no puedo cambiar. Es cuestión de ideología, llámalo liberalismo,capitalismo,patriarcado,como quieras, no de delfines(eso quiero creer, y eso es algo al menos).

      Eliminar
    3. interesante testimonio, susanita. te propongo comentarlo aquí:
      http://www.entretantomagazine.com/category/psique/deconstruyendo-el-amor/

      contraconsultorio@gmail.com

      Eliminar
  21. Enhorabuena por el blog!
    Me ha encantado leerlo, totalmente de acuerdo!

    ResponderEliminar
  22. Convencer a las mujeres jóvenes de que son más "libres, modernas y desinhibidas" porque hacen lo mismo que los machitos prepotentes, es seguir haciéndoles el juego a esos machitos prepotentes. Al que va a acostarse con una tía le da lo mismo lo que ella se crea: solo quiere "zumbar" con esa tía. Y lo consigue, porque ella se crea Matahari o porque ella se crea la Cenicienta.

    La mujer que se respeta a sí misma no va de "femme fatale", va de lo que es: una persona. La mujer que se respeta llama "vestir como le da la gana" a ponerse un cómodo jersey amplio, unos cómodos pantalones y unos zapatos con los que pueda andar sin hacer equilibrios. No a vestirse de ¿puta?...o de objeto sexual para machistas heteros.

    Nos dicen que somos liberadas y poderosas por seguir siendo el ideal masculino: unas gheisas guerreras. Les entusiasma, les excita sexualmente, pero luego se quedan como si hubieran estado con Lara Croft: papel cuché.

    Cuando los sentimientos se impliquen en una relación es cuando aporta algo. Si no, es pura anécdota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el mismo día que leí "Teoría King kong" pensé que debía ser de obligada lectura entre la muchachada adolescente.
      Bien, La mujer que se respeta a sí misma se viste de puta si así lo desea y también con un jersey amplio y vaqueros. Es decir, que si hoy me levanto Matahari y me apetece apretarme el corsé, pues genial, y si mañana me levanto Cenicienta y prefiero las Converse, pues genial también. La dignidad y el amor propio van por dentro, puedes ir de mojigata y luego ponerte a cuatro patas ante el primer imbécil que te invita a una copa.. Por Dios señoritas... Que no llamen putas ya no debería ser un insulto!

      Eliminar
  23. para desarrollar más el tema recomiendo estos dos blogs:
    http://stopalaculturadelporno.wordpress.com/ sobre el machismo en la pornografía y
    www.contraelamor.com sobre el amor en sí mismo como ideología capitalista y patriarcal
    (en facebook: https://www.facebook.com/pages/contra-el-amor/273735992637904?ref=hl)

    ResponderEliminar
  24. A más de uno (y una, porqué muchas veces somos más destructivas las mujeres entre nosotras...) que conozco le convendría leer este articulo, y más en esta sociedad que hemos creado (porqué todos hemos contribuido a que las cosas sean así) donde entre otras cosas, el término "puta" está sobre valorado y, por muy que me pese, demasiado integrado en nuestro vocabulario habitual.
    Me ha parecido muy interesante el artículo y te doy toda la razón.
    http://blancajara.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  25. Cagüen la leche, majo, ni una hoz y martillo en todo el blog.

    ResponderEliminar
  26. No sé, a mí me da lo mismo lo que haga cada cual. Pero eso sí, si miro unas tetas que sobresalen de un escote hasta el ombligo, soy un guarro, un salido, un baboso y no sé cuántas cosas más.

    ResponderEliminar
  27. Entiendo a lo que quieres llegar con el patriarcalismo, etc. Pero te pasas cuando entras en detalles sobre sexualidad y poder. Vigila porque pones ejemplos (muy amenos, por cierto) pero demasiado caricaturescos. Pero, por favor! ¿Quién puede ver amenazado el orden patriarcal porque una mujer se masturbe frente a la pantalla del ordenador? No sé en qué mundo vives, pero en mi entorno (machista o no) nadie piensa que una mujer que le guste el sexo sea una puta o una zorra. Hasta te diría que "puta" y "zorra" han perdido como insulto referencias sexuales por otras como de "mujer odiosa"

    Y ten cuidado con el discurso feminista más radical, que es igual de recalcitrante e imbécil que el machismo puro. El activismo feminista ha logrado muchas cosas en los últimos 40 años. Pero hay un sector radical con un discurso extremo que lo que busca es tocar los cojones (nunca mejor dicho) sin objetivo de igualdad a la vista.

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que esas personas no te "infundan" respeto, responsabilízate y dí que tú no las respetas. Eres tú el que elige no respetarlas, y es porque no siguen una serie de reglas que TÚ has impuesto (y que, "casualmente", coinciden con las socialmente impuestas).

      Eres tú el que no respeta, y es porque has introyectado valores y normas basadas en la violencia.

      Eliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. La verdad que este tema puede traer muchisima cola. Y es que es asi, los roles y comportamientos de Género nos suelen inducir precisamente a una guerra de sexos. Cuestionamos no sólo el comportamiento de ellos y ellas: tanto en el momento en que actuamos bajo las reglas del patriarcado como en los momentos en que nos salimos de esas reglas. Así, bajo las reglas del patriarcado "ellos" tienen que ser los fuertes y "nosotras" las sumisas, y eso, cualquier mente sensibilizada con la cuestion, sabe que es erróneo para los dos lados. Cuando nos salimos de esos límites del patriarcado y vemos los "típicos roles" de hombres en las mujeres o de mujeres en los hombres volvemos a cuestionarlo, porque precisamente se salen de lo establecido por una sociedad patriarcal y ahi entra que si la mujer es "puta" por acostarse con quien sea y el hombre es el "puto amo"

    Aparte de ello, entran en juego los propios conflictos al interior de cada Género: por ejemplo, el ya machacado cuestionamiento en cuanto a que la mujer "liberada" de hoy en dia no tiene referentes y acaba por tomar roles "tipicos de hombres" y eso no la hace mejor, sino que esta perdida, no sabe lo que hace y además, eso no la hace mejor. O cuando los hombres que tienen miedo de su propia "hombría" si cobran menos que una mujer, son "amos de casa" o resulta que le gusta coser. En general nos cuestionamos mucho cómo comportarnos en una sociedad que ha evolucionado mucho y los roles de "nuestros padres y madres" ya no sirven.

    Creo que ni hombres ni mujeres hoy en día tenemos identidades definidas y nos movemos muchas veces en un conflicto interno entre los roles aprendidos en casa y lo que la sociedad demanda. Pero tambien creo que tratamos demasiado de encasillarnos en alguna parte, en alguna identidad, porque al final, se trata de eso, de aferrarnos a algo que nos defina y nos de sentido. Es demasiada energía malgastada, esa es mi opinion. Debemos ser lo que somos, lo que nos gusta y lo que no, lo que nos apetece y lo que no, lo que nos va haciendo como personas. Si mi hermanito/hijo quiere jugar con muñecas pero tambien le encantan el futbol, yo deberia querer jugar con el a las muñecas y al futbol, porque esas cosas no deberian tener un género asociado. Si mi hermanita/hija le gusta las carreras Moto GP y le encanta cocinar, yo no tendría que asombrarme sino animarla a ambas cosas. Somos un monton de gustos, preferencias, contextos, historias, ideas, conceptos... pero nos hemos acostumbrado a ponerle género a todo.

    Creo que es precisamente de eso de lo que tenemos que liberarnos. El sexo, como tal, es una de esas cosas a las que encasillamos comportamientos y a esos comportamientos la etiquetamos con un género. Liberemonos de eso. El Genero, por definicion es algo que hemos construido, no es natural, sino artificialmente creado por la sociedad. Deconstruyamoslo... probablemente seremos mas felices y las guerras de sexo tenderían a reducirse. Seamos lo que somos (y punto).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con lo dicho, salvo por una cosa: la guerra de los sexos ya existe y se llama machismo. Las mujeres y los varones que queremos terminar con el machismo no estamos promoviendo una guerra entre los sexos.

      Eliminar
  31. Muy buen principio. Denunciar el doble estándar sexista es el ABC, pero necesitamos ir más allá. No hay que perder tiempo con quien no quiere reconocer ese doble estándar o que incluso quiere ver un doble estándar favorable a las mujeres: una persona así es alguien que no ve lo que tiene frente a sus narices.

    Creo que lo subversivo es resignificar las palabras puta y puto. Esas palabras son usadas como insulto por el patriarcado (a través de hombres y mujeres machistas) para castigar a mujeres y hombres que se salgan de la norma. Resignifiquemos esas palabras con un sentido libertario y desafiante a la norma patriarcal. "Sí, soy puto/puta!".

    Te dejo el link a dos textos en ese sentido:

    https://www.facebook.com/notes/la-marcha-de-las-putas-bsas/por-qu%C3%A9-soy-una-puta/439660852722835
    https://www.facebook.com/notes/la-marcha-de-las-putas-bsas/por-qu%C3%A9-somos-putos/494314433924143

    ResponderEliminar
  32. Yo creía que el objetivo de un hombre, dando igual cómo se estructura la sociedad, es, en relación con una mujer, formar una familia con ella. Lo mismo para una mujer, dando igual en qué sentido se estructura la sociedad, formar una familia con un hombre.
    Recuerdo haber leído en un artículo de periódico hace algún tiempo, en el que se desmentía que la figura de Don Juan fuera típicamente española, que ésta figura era, de hecho, más típica de culturas en decadencia.
    No estoy de acuerdo con la definición de patriarcado presentada, porque, aunque sí es la definición de un patriarcado, lo es de uno en decadencia. A mi entender, cuando en una sociedad preocupa más el poder de los dirigentes respecto del poder de los dirigidos que las responsabilidades de los dirigentes hacia los dirigidos y viceversa, esa sociedad está en decadencia, porque preocupa más el poder, que muchas veces viene a ser el dinero, que las responsabilidades, que no son ni el poder ni el dinero pero que se ocupan de regular el uno y el otro aunque no sólo.

    ResponderEliminar
  33. Me ha gustado mucho el articulo, escribes muy bien y con mucha razón.

    ResponderEliminar
  34. No sé si te lo han comentado ya, sólo un apunte: la autora de La Teoría King Kong es Virginie, no Valerie, quien, por lo que veo, es una actriz porno. Sólo eso.

    ResponderEliminar
  35. Me he leído tanto el artículo como todos los comentarios y... madre mía, entre todos habéis escrito El Quijote cuando la pregunta "¿por qué cuando una tía se enrolla con muchos tíos es una puta pero cuando un tío se enrolla con muchas tías es el puto amo?" tiene una respuesta de lo más sencilla: por el simple hecho de que a la hora de ligar ellas lo tienen infinitamente más fácil que nosotros. Una tía sólo tiene que limitarse a quedarse en su sitio, esperar a que los tíos vayan a por ella como moscas, y elegir al que más le guste. Por el contrario nosotros tenemos que currárnoslo, vencer la timidez, inventar algo que decir para romper el hielo, enfrentarnos a los portazos en las narices, etc. Por eso, la tía que es promiscua no está haciendo ningún mérito, simplemente se está limitando a abusar de una facilidad que le viene de serie, mientras que el tío que liga con muchas tías es el puto amo porque es un crack, porque es hábil, porque no tiene miedo, porque domina todo un arte muy complejo, etc.
    En realidad ya he visto un par de comentarios que hacen una breve mención a este hecho (que ellas tienen la sartén por el mango y la última palabra), pero es que es algo tan evidente, tan objetivo y tan real que de verdad no entiendo cómo todos vosotros (tanto el autor del artículo como los que habéis comentado) habéis podido estar yendoos por las ramas de semejante manera con cuestiones filosóficas de profundo calado en lugar de simplemente quedaros con la sencilla y verdadera respuesta a esa pregunta.
    También hay que destacar otro hecho: mientras la típica tía promiscua suele llevar ropa ajustada, escote, tacones, minifalda o vestido corto etc. el típico ligón suele ir con su camisita de manga larga, sus vaqueros largos y holgados, sus zapatos náuticos etc. como el de la foto del principio del artículo, de tal forma que sólo enseña las manos, la cabeza y como mucho los antebrazos, y si acaso un poco del pecho si se desabrocha los botones superiores de la camisa. Todo esto le hará ser un guaperas, pero no será algo provocativo como sí lo es una tía con el vestuario antes descrito. Lo cual no hace sino añadir aun más mérito a los tíos y restárselo a las tías.

    ResponderEliminar
  36. Los Mosuo viven en matriarcado, en su idioma no han existido nunca las palabras “asesinato”, “cárcel”, “guerra” o “violación”; solo que no existe la propiedad privada. El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado Federico Engels, te lo recomiendo, ya los hombres fuimos cosificados. El problema radica en la propiedad privada. http://rafaelsantandreu.wordpress.com/2013/02/25/me-voy-con-los-mosuo-extracto-del-proximo-libro/

    ResponderEliminar
  37. "Es necesario apuntar que son especialmente los hombres menos seguros de sí mismos los que más se fijan en lo que hacen o dejan de hacer las tías. Los hombres conscientes de su inferioridad, de su falta de virilidad, son los primeros en acusar a las mujeres de ser zorras, guarras o putas" NO ESTOY DE ACUERDO. A mí, en mi experiencia personal, me han acusado de ser poco masculino y he tenido problemas de seguridad en mí mismo, y conozco más casos también, y nunca lo he pagado con las mujeres. No se me ha pasado por la cabeza en la vida pensar que una mujer que tenga las relaciones que le dé la gana esté actuando mal, ni me molesta, y siendo heterosexual de toda la vida, no me hacen ninguna gracia las distinciones masculino/femenino, que también son una discriminación, y de doble filo además. Me declaro consciente de mi inferioridad (que no es tal) y la acepto. YOUR ARGUMENT IS INVALID ;)

    ResponderEliminar
  38. No estoy de acuerdo que las chicas que critiquen a las promiscuas sean machistas, simplemente son fieles a sus valores, y criticarían tanto promiscuas como promiscuos, y lo mismo con los hombres. A ver si porque ponen a parir a una puta o a un puto va a resultar que son machistas... o a ver qué se entiende por "mujer dominante y segura de sí misma", que al fin y al cabo si el hombre no se siente a gusto con una tía que la lía parda no va a querer estar con ella... La clave está en el respeto y la comprensión, y el tener afinidad. Ese momento en que ser hombre o mujer sólo se sepa por los órganos sexuales.

    ResponderEliminar
  39. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  40. "Y así es el patriarcado, querido lector".
    ¿Y las queridas lectoras? ;)

    PD. Buen artículo, aún así!

    ResponderEliminar
  41. En el artículo hay una frase que dice:

    "Pocas veces he visto a una chica salir de una discoteca enojada por no haber ligado, cosa que sí he percibido (y mucho) en los hombres."

    Claro, porque como ellas lo tienen tan fácil, ligan cuando quieran. Aparte de que por cuestiones BIOLÓGICAS y comunes a todas las especies animales, ellas no tienen tanta necesidad como nosotros.

    ResponderEliminar